POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

miércoles, 7 de diciembre de 2016

"La Purísima" de Agustín Conchilla.

LA PURÍSIMA


Luces sobre sombras de atardecer y claros del nuevo día en amanecer
iluminan la senda de nuestros encuentros y amoríos.


Corrientes ocultas, vivas, de llamarada despierta, surcan nuestro
lecho de añoranzas, deseos, nostalgias y grandezas.


Tragaluces de malla encauzan y agitan los vientos que enturbian la
elegancia sosegada, melancólica, de confort, en paz y en calma.

Polvo sobre salón y mobiliario aviva, se deposita, volatiza,
entretiene, combates, reprochas, eliminas y te atormenta.

El cariño es nuestro aliado que acrecienta, fortalece y nos representa
a través del sentir, el apoyo, la reconquista y la confidencia.

El gozo y la pasión, dichosos los dos, llaman a nuestro lecho, los
abrazamos o eludimos y nos consolamos o los dejamos a la espera, en la
puerta.

La ternura renueva el entendimiento que acogemos o soltamos sobre sofá
y pies cruzados encuentra reposo, armonía y entretenimiento.

El Santoral te recuerda cada ocho de diciembre y yo, Concepción, lo
elevo a la consagración de un amor platónico, duradero, eterno y
verdadero.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Helena Sainz, comentarios a la novela de Carlos Bermejo. "Carola montes quiere ser tu amiga"

ELENA SAINZ RFELEXIONA SOBRE MI NOVELA 5ª PARTE
ELENA SAINZ REFLEXIONA SOBRE MI NOVELA 5ª PARTE


(Copia literal, aunque Elena me haya autorizado a cribar, no soy digno de tal cosa, cercenaría parte de su originalidad y Elena es el summum de ella)  (Carlos Bermejo en Facebook)

    Sigamos pues con la novela "Carola quiere ser u amiga". Pero antes de seguir, he de decirte, querido amigo CARLOS BERMEJO que si te comento tu novela es sobretodo porque tiene eco, un eco que se escucha en la vida, porque podemos identificarnos con tus personajes, porque consigues que salten del papel timbrado a la vida viva, porque yo no leo aquello que satisface sólo las arrogancias del qué bien escribo, me refiero a algunos novelistas que parecieran estar buscando en el diccionario la riqueza de las palabras sin transmitir otra cosa que un educado bostezo, novelas que me dejan al márgen, que no me permiten otra cosa que la de aplaudirlas sin entusiasmo por obligación, para no quedar mal entre los muchos que dicen ser novelas muy bien escritas y no dicen nada más, ya que no arrancan ni pasíon ni empatía.

Te cuento una anécdota muy atrevida,en la que pude jugarme mi puesto de trabajo. Ahora, retirada , ya no me juego ningún puesto. Trabajé en el Instituto de España y luego en el CERVANTES [Londres], durante tantos años que llegué jóven y me fui vieja. Había actos culturales a los que asistían personas importantes del ámbito cultural.Muchas de esas personas se merecían su posición en ese ámbito de la letras, pero había q uienes se lo habían ganado acudiendo a lo que yo llamo el politqueo, o el vivir 24 horas al día estudiando de qué manera podían relacionarse con quienes les
encumbraran; es decir, las antípodas de los artistas esenciales, que hacían arte con devoción,sin buscar ante todo la fama y el reconocimiento, entre los cuales ha habido
genios tan grandes como Modigliani,Van Gogh...o escritoras como Margarita Ferreras ,Emily Dickenson Y OTRAS Y OTROS...-.En una de esas fiestas culturales ,me tocó hablar con un académico ...no sé por qué me vi hablando con él sin poder hacer otra cosa que escuchar sus pedantes y vacíos autoelogios,acerca de
sus poesiás y poemas,que no me gustaban nada de nada.Su poesía acerca de la esperanza era tan tibia que producía desesperación.Pero era el centro de la fiesta,ya
que era el invitado.Su poesía acerca de la esperanza decía más o menos,por supuesto
que me lo invento,decía algo así como:
-la esperanza es una línea oblicua ,que de sesgo nos paraliza el sentido
cual rayo veraniego que traza cuadrados romboides...
-¿Y Elena, qué te parece esta poesía?-me preguntó el Director del I.E-y añadió:es que ella también escribe poesías...,dirigiéndose al emcumbrado escritor....
-Pues con todo el respeto a su obra ,yo no suscribo ese tipo de esperanza;no me consuela de nada,y la esperanza, según Heliodo,es la única divinidad que permaneció entre los hombres,pero la esperanza de la que usted habla es un mero juego de palabras cuya única divinidad es la pretensión de serla,de ser divina.
Al Director de estudios le tembló la copa en la mano y me justificó,más o menos:
-Es que Elena habla así,provocando un poco,casi con sentencias ...
Mi enfado hacia esa pretenciosa poesía me nubló el sentido común y le dije a su autor,que además era el invitado de honor:
-No trato de provocarte, de verdad ,es que si escribes ,has de aceptar las críticas.
-¡Claro que sí,la acepto!¡Y qué es para ti la esperanza?
-No es una línea oblicua,para nada...eso es un plagio a la nada...
Observé que mi jefe dejaba el vaso de vino en una mesita,ya no podía ni so
sostenerlo,pues yo estaba retando al invitado de las letras criticando a lo bestia su poema.Para colmo el invitado se había picado y en vez de darse media vuelta e irse a otro grupo,insistía:
-¡Qué es para tí la esperanza,descrita poéticamente...!
-INVARIABILIDAD DE ÁNIMO.DESPRECIO POR LA IRRESOLUCIÓN INNECESARIA.ES TRÁNSITO DE ANGEL QUE ME ALCANZA...
-Pues eso suena también gandielocuente- me cortó el emcumbrado poeta.
-Quizas ,pero te aseguro que sé de lo que hablo.Pero mira,déjemos lo tuyo y lo mío.
Emily Dickenson escribió una poesía a la esperanza que seguro supera las nuestras.
-No la he leído,pero Emily me resulta algo ñoña,lo que he leído es ...beato.
El peor trago es que el poeta encumbrado escupía saliva al hablar.No sé por qué,al hablar escupía saliva.
Hice de tripas corazón y recité el poemita de Emily Dickenson a la Esperanza, la bella poesía ,la cual he traducido al español y que dice:

-La esperanza es una cosa con alas
que se posa en el alma
y canta su canción sin palabras
pero nunca nunca calla.

La he oído en las tempestades más fieras
y terrible ha de ser la galerna
que pueda abatir a este pequeño pájaro
que a tantos nos ha dado su calorcillo.

Y en momentos de penuria y escasez
la esperanza se sentó a mi lado
y no me pidió ni una migaja de mi pan.

-A mí me resulta cursi-comentó el erudito y conocedor invitado al ámbito cultural.
Observé que mi jefe se había atrevido a servirse otro vaso de vino. Y que no usaba ninguna estrategia para separame del invitado,como que le divirtiera e interesara
el leve rifirafe entre nosotros.
El Invitado se nos puso a dar una larga explicación, tan exgeradamente barroca que no permitía ver ningún detalle,hablandome desde su superioridad ,con frases tan espectacularmente tediosas como semifalsas,explicando por qué Emily Dickenson
era una tonta sin formación académica,y yo ,que me he arrodillado en más de una ocasión al leer la poesía de Emily Dickenson escuchaba irritada las largas circunvalaciones de este caballero acerca de la literatura y su papel histórico,
un caballero erudito y conocedor pero al que no le importaba para nada si yo estaba a gusto con su monólogo,quien para colmo escupía al hablar...le salían ráfagas de saliva que mojaban mi cara y para colmo ,acusando a mi adorada Emily de pueblerina sin formación ...Ya no pude más,pues el corazón latía y golpeba mi pecho y le espeté sin más,usando el usted:
-Señor académico,sé que usted sabe mucho más que esta modesta empleada profesional de la pedagogía, a nivel inferior al suyo,pero le ruego no me escupa
al dirigirse a mí,no me escupa,porque yo también soy poeta ,quizás infame,pero ...poetisa...
Llegados a este punto,observé que a mi director de estudios le temblaba la copa -era copa y no vaso esta vez,pues en realidad aguantaba la risa,se reía y lo dismulaba...-
porque le hacía mucha gracia lo que yo le estaba diciendo al caballero que se pavoneaba y me escupía...¡faltaría mas! ,pero logró acabar con ese diálogo llevándose
al pavo a otro sitio...
Calmado mi corazón ,con la mente fría, me espanté de mí misma ,de mi atrevimiento,
ya que ese empleo era mi gana pan y al final, me había pasado varios pueblos,lo cual yo no hacía jamás,ya que yo era empleada de la Embajada y me había acostumbrado a poner cara de pocker si fuera obligatorio.Pero mi jefe no me regañó.De hecho ,al trimestre siguiente me dio diez horas más de trabajo.Y para mi alegría,de interpretación de textos literarios para adolescentes.
Con esto que te cuento,querido escritor ,entenderás que lo que digo de tu novela me sale del alma,porque tú la has escrito con tu alma,enamoradamente y ese fulgor del corazón llega a quienes deseen ser parte de una narración de amor.
Así que cuando fui a dar un paseo nocturno ,hace dos noches,corriendo y andando
a lo largo del paseo que bordea la playa del Postiguet, recordé mis historias de amor,
cual eco de tu novela ,porque tu novela tiene eco.Y pensé muchas cosas,recordé otras,
me estremecí al mirar unas olas blancas y desnudas que se agitaban entre la humedad de sus colores de luna y de estrellas de nacar brillante y consideré que tanta belleza era una espada, me hería por no poder admirarla abrazada a un hombre,de la mano de un amor,de una persona que conmigo viera lo mismo y por eso Victor ----,
al ver el cuerpo de Carola desnuda,recapacita que no besar y abrazar y acariciar ese magnífico cuerpo de mujer es desperdiciar esa belleza,es casi mancillarle en su inutil existir,que ese cuerpo no sólo ha de ser dibujado sino poseído sexualmente y no calcula que ella es menor de edad,no calcula nada, y no espera a conquistarla para luego tenerla en su poder y a continuación ,al cabo de cinco años,casarse con ella,y en eso es tan valiente como ingenuo.
La Ley Social es un código casi omnipotente,que nos permite vivir una vida de orden civilizada pero que pude convertirse en un sin vivir ,en una manera de amputar nuestros deseos,de domar nuestras pasiones.Y al final,lo dejas para el más allá,porque
en el más allá ya no se necesitarán leyes,así le decía yo a mi horrorizado padre jurista:
que el derecho era sólo un mal necesario en el mejor mundo de los posibles,y que mi intención en el lugar del corazón era ser anarquista y bohemia,lo cual era precioso en las palabras ,hasta que el sentido común me venció y me volví sensatamente ambiciosa,es decir,decidí ser parte del sistema y casi que comprendí que la ley social y el derecho eran los gestores de un orden aceptado por la comunidad.


Lo que sucede es que antaño ,el derecho y la ley social eran tiránicos opresores del la ley individual.Cuando lorca nos habla de la tragedia de mujeres rotas y partidas por la ley social nos habla de su época, de comienzos de siglo, de 1925 más o menos, época en la que todavía la ley social machacaba la ley individual,en la que apenas había matrimonios de amor,porque las mujeres o se casaban o se metían monjas o se quedaban sin voz ni voto, y ni podrían ser artistas ni pensadoras ni políticas,ni ni ,lo cual aún sucede en muchos lugares del mundo ,pero no en el hemisferio occidental...
o al menos ...al menos...Yo creo que la homosexualidad de Lorca ,condenada por la ley social-por la religión oficial del catolicismo oficial-se sentía asfixiada y castrada por su época,por la ley social,tanto como han sentido millones y millones de mujeres a lo largo de muchos siglos,que si escribían lo hacían en secreto,que si amaban a un hombre que no fuera su marido,se enfrentaban a un gigante que la podía aplastar,a ellas,que no tanto a ellos en absoluto.
Quizás por ello CAROLA MONTES lee tanto ,para ejercer el derecho a abrir ventanas a traves de sus lécturas, y muy concretamente ,la de TOLSTOY,ANA KARENINA,esa mujer que se entregó a la pasión sexual ,cual víctima gozosa y
superlativamente apasionada,con un corazón desmesurado en opinión de las buenas costumbres,por tanto heroína y protagonista de una historia que tiene eco y eco y eco,de la que no se ha dejado de hablar,que produce controversias ,discusiones amenas ,que nos deja SIEMPRE con el interrogante de ¡Hizo bien?,¡valió la pena abandonar a su adorable hijo que ella idolatraba? ¡No hizo mal, traicionando a un marido que era gentil,amable ,en principio fiel a ella,hiriéndole con su engaño,y todo porque ese marido no le satisfacía sexualmente tanto como su amante lograba, que la enloquecía de placer? Quedará la pregunta abierta per secula seculorum.
Por eso,como premonición quizás,CAROLA MONTES lee Ana karenina mientras Victor realiza el Magistral cuadro de CAROLA LECTORA.Un mes sólo de amor, que acaba brúscamente cuando CAROLA descubre que se ha quedado embarazada, y que la ley social, aunque ya mucho más permisiva-de 1970-puede destrozar el magnífico futuro de artista admirable y admirado,ya que le pueden incluso acusar de violación a una menor y de estupro,y ella sabe que Victor es un pintor colosal.,de primera categoría y Carola ,futura marquesa-aunque ya no tuviera que salir a la calle acompañada de una señorita de compañía,y podía estudiar en el círculo de Bellas Artes-se debe a un código de buena conducta que ella desobedece ,llevada por el gran amor que todo lo justificaba a nivel de la ley individual,pero no a nivel de la social-se comportaba libremente con la confianza abosoluta que sus padres han depositado en ella,la de no infligir las normas sociales de su clase social.Ella no ha de dar explicaciones de lo que iba a hacer hasta las nueve de la noche,ya es 1970 y además ellos consideran que su hija ,la futura marquesa de Aguamarga,no se va a desnudar delante de un pintor.
CAROLA ha sido muy mimada,pero también muy educada a vestirse comme il faut,
a ser una señorita elegante y alegre pero no frívola,a ser femenina pero no feminista,
a participar en las actividades de su clase ,la de aristocracia;y yo me temo que su padre nunca perdonaría a Victor,a ese que él consideraría un rufían sin virtudes,incluso un oportunista que deseara el pelotazo de entrar en la vida afortunada de CAROLA ,dejándola preñada. Y vamos a ver,si Carola se casara en seguida con un pintor del CIRCULO DE BELLAS ARTES ,y tuviera un hijo a los nueve meses y dos días,¡qué dirían los aristócratas, o los adinerados burgueses de su
círculo?,pues que era una fresca y una loca y una mala mujer y una de ésas ...,lo dirían a lo bajini,con frases quizás más sofisticadas,pero de alguna manera Carola y su familia iban a perder esa prestancia que da la virtud acordada por los de su entorno.Yo creo que el padre habría castigado a su manera a Víctor,pues hay muchas maneras de castigo.Y algunas maneras de castigo son tan invisibles como dañinas.Es una opinión...Los hombres de aquella época se casaban después de haber encontrado un medio de ganarse la vida o así lo recuerdo yo, con el cual mantener a su mujer y a su familia,y eso era parte de su hombría y tanto que yo misma creo que así debería ser en la época de mi juventud.Y Víctor no aceptaría nunca ser el mantenido del padre de Carola,ser un gigoló ,porque Victor es recto,es integro,es hijo de una clase social de valores muy bien asentados,no tanto en títulos,ni en una gran cantidad de dinero pero sí de compromiso con Dios,con un Dios al que temer y honrar.El padre de Victor ,abogado y honesto,no aprobaría la conducta de su hijo,a quien le ha permitido ser pintor y no abogado,desplegando una preciosa comprensión sin límites ,pagándole
los estudios en Madrid,aunque él sea de Alicante.
Victor podría colocarse de botones en alguna sucursal bancaría,recomendado por el padre de Carola,bueno ,bromeo,pero habría aceptado trabajar de lo que fuera para mantener a CAROLA y a su familia,y castigado ,de esa manera por la ley social,
su futuro de pintor habría sido abortado por el conflicto,y quién sabe si él puroVictor
inicial se habría enfermado en forma de resentimiento y rabia.Y Carola toma esa decisión:tener su hijo pero no decir el nombre del padre,decisión sublime y reflexiva.Porque Yo creo que Carola,mujer de gran personalidad e inteligencia vital
y cultural,se arrodilla ante las circunstancias y lee un posible futuro para Victor,el de un Victor afamado y admirado por mujeres que lo persigan y ya que él es ,y ella lo ha comprobado, un gran amante,pues...se olvidará de ella, de su primer experiencia sexual de amor,y se entregará a otras amantes u otras mujeres...y terminará llevando ese tipo de vida que llaman interesante, que muchos artistas han llevado...Tiene un cuerpo muy dotado,es guapò,ya ha aprendido a hacer el amor muy bien,pues ella lo ha transformado de tímido a atrevido y otras futuros mujeres modelos pasarán por su estudio...¡Será así?¡Por qué no?


Hablando contigo,hablando con CARLOS BERMEJO EL ESCRITOR,acerca de la novela,éste me comenta algo muy interesante y relevante, de su novela,y es que Victor y Carola no han conocido otro amor que el suyo,un amor que al ser como el de un día,ya que se interrumpe al mes,quedará en su memoria como un modelo de un gran gran amor,un amor que no ha conocido ni la rutina ni la sospecha ni los celos ni el lado humano del amor,que se pone a prueba a lo largo de los años y que a menudo termina en cuestión de meses,o de años ,de dos ó de diez años,aunque a veces triunfe sobre las circunstancias y dure toda la vida,cual antorcha inextinguible de los juegos olímpicos.Porque un amor que dura toda una vida ,y no deja de ser amor ,es más que un episodio,es triunfo olímpico,digo yo que lo es,y que merece la medalla de Oro que ...yo no he recibido,que la mayoría no recibe..Asi que CARLOS BERMEJO me comentaba que en realidad no se sabe si el amor de ellos sería uno para toda la vida, ha sido el primero y ha sido espectacular,tanto que para ambos se queda en el siempre siempre,y para el resto de sus días,ese amor fue amor;hermoso,divino,bello y bueno y total e incomparable.


EN MAYÚSCULAS DIRÉ QUE HA QUEDADO EN DOS FRUTOS EJEMPLARES Y PRECIOSOS:VICTOR SE QUEDA CON EL CUADRO DE CAROLA QUE EL HA PINTADO,EL LLAMADO CAROLA LÉCTORA,Y ELLA
SE QUEDA CON EL HIJO QUE ELLOS HAN CONCEBIDO : UN HIJO Y UN CUADRO MAGISTRAL, ESO ES LO QUE LES HA QUEDADO Y EL RECUERDO DE UN AMOR QUE NO SE HA MARCHITADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS ,YA QUE EN SU MEMORIA QUEDARÁ COMO EL AMOR
ETERNO EN LA VIDA MORTAL.
Querido Carlos:qué buena idea,que quede un cuadro y un hijo- dos pruebas de amor-
y GRACIAS,ya que me hayas retrotaído a un pasado en el cual hubo amores,tres amores míos , que ya no aman en el sentido lato de la palabra pero que me quedan como reliquias imborrables que me lleven a decir:¡¡sí que existe el amor!!!,yo sé que existe porque he amado,yo sé que pensé que si la persona que yo amaba muriese,yo moriría ,que sin ese amor mi corazón latiría como una maquinaria estúpida,que mi corazón seguiría latiendo por rutina biológica, pero no por amor.Y no sólo están los amores físicos, también los platónicos ,que si desfallecen nos dejan secos,cual hojas secas de otoño...
Así que gracias, ESCRITOR,al relatar que el amor que sintieron quedó en sus recuerdos y que al menos produjo un libro y un hijo.
Y que si yo soy generosa,debería de abandonor el cinismo o el resentimiento hacia la vida y el mundo ,cuando termino concluyendo que el amor que viví fue una tontería que me enloquecío y no dejó nada,ya que ha dejado dibujos,poesías, ensueños,ideas y sobre todo me ha dejado el poder decir:¡¡amé porque el amor existe!!;eso que Carola yVíctor sabrán y dirán el resto de sus vidas...eso que el cuadro expresa y eso que el hijo explica.Pòr ello digo que tu novela tiene ecos...no sé si me explico;ecos ecos ecos.


QUERIDO CARLOS:
AHORA HE DE EMPEZAR LA SEGUNDA PARTE, LA DIVERGENCIA,
QUE AÚN NO HE LEÍDO. AHORA CON LA PAUSA DE NAVIDAD LO HARÉ ENCANTADA. EN ENERO ENVIARÉ LA SEGUNDA PARTE
COMENTADA. ESPERO QUE LOS LECTORES QUE NO HAN LEÍDO TU NOVELA LO HAGAN EN NAVIDAD Y ASÍ GOCEN DEL TODO CON TUS PÁGINAS Y MIS COMENTARIOS.


FOTO: Elena en LA TERTULIA DE LOS JUEVES, cuando ella interviene apaciagua los ánimos encendidos.

jueves, 1 de diciembre de 2016

El catalán Eduardo Mendoza flamante premio Cervantes de Literatura

Mendoza, el Cervantes de los prodigios

“La virtud y el defecto de mis libros es que son cómodos de leer”, dice el autor laureado






Eduardo Mendoza, en Londres, tras recibir el premio Cervantes.

Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943), el último premio Cervantes, ha vivido los últimos 50 años con la sensación de que las esperanzas puestas en él tras su primera novela “iban a quedar frustradas”. Así lo reconoció ayer en Londres, con el humor y la humildad que ha cultivado durante tanto tiempo, horas después de conocer que había sido distinguido con el galardón más importante de las letras hispanas. Un reconocimiento que, asegura, recibe “a modo de conclusión”. “Hoy, con este premio, puedo decir que las cosas han salido bien. No es que no vaya a hacer nada más, pero considero esto como un final de trayecto. Un final de trayecto feliz”, explica.

El jurado del premio ha destacado al escritor por inaugurar en 1975 una “nueva etapa en la narrativa español” con la publicación de La verdad sobre el caso Savolta, que devolvió al lector “el goce por el relato” con una lengua “llena de sutilezas e ironía”.
“Por su importancia, este premio cierra un ciclo”, destaca el autor. “He tenido mucha suerte siempre con los premios. Mi primera novela recibió el premio de la Crítica, con todo su aparato publicitario. De modo que mis principios fueron casi violentos: fui catapultado de la nada a ser muy conocido. Así que he vivido todo este tiempo pensando que esas esperanzas iban a quedar frustradas”.
Mendoza vive a caballo entre Londres y Barcelona. Ayer se encontraba paseando por la capital británica —“hace años compré un apartamento y siempre que puedo vengo con la intención frustrada de estar tranquilo”— cuando recibió la noticia. Una llamada desde un número oculto que resultó ser del ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo. “Lo primero que he pensado es: ¡madre mía, qué apuro, y no está Carmen Balcells!”, señala, recordando a su añorada amiga y agente, fallecida hace poco más de un año. Entre llamadas y la organización del encuentro con periodistas en la nueva sede londinense del Instituto Cervantes, Mendoza no tuvo mucho tiempo para pensar. Pero reconoce que una ocasión así le lleva a uno a “hacer balance”.
Recordó, por ejemplo, aquellos primeros años que pasó en el swinging London de finales de los sesenta, en los que siendo un veinteañero quedó “atrapado de por vida en el feo vicio de la anglofilia”. En aquel Londres, al que Mendoza llegó de estudiante, descubrió que quería ser escritor. Y el filólogo Carlos Clavería, entonces al frente del Instituto de España, maestro con el que el joven Mendoza paseaba por Easton Square, le desanimó. “Me veía lleno de entusiasmo”, rememora. “Me dijo que tenía un camino muy largo por delante y me veía muy acelerado”.
El jurado del premio, que precisó cuatro votaciones para dar con el ganador por la cantidad y calidad de los candidatos, destacó “la estela de la tradición cervantina” en Mendoza y el autor, como no podía ser de otra forma, reconoce la deuda. “Cervantes ha tenido una enorme influencia en mí como escritor y como persona”, asegura. “Cuando leí el Quijote, en el Preuniversitario, me quedé inmediatamente abducido. Me di cuenta de que se puede escribir literatura sin perder la sonrisa, estando a gusto con las personas. Todos queríamos ser malditos, pero entonces comprendí que el escritor no tiene por qué ser alguien maldito o marginal. Lo que caracteriza a Cervantes es la sencillez, la elegancia y el buen rollo. Y si yo tuviera que elegir un lema, bien podría ser ese”.
El Cervantes a Eduardo Mendoza es un reconocimiento al humor en la literatura. “Hasta hace relativamente poco el humor ha estado mal valorado”, defiende el autor. “Siempre se ha pensado que para ser bueno tenía que ser dramático. Era inútil recordar que grandes obras como el Quijote, el Lazarillo y otras de Quevedo, Moratín y Dickens han sido escritura básicamente de humor. Pesaba mucho la tradición de la novela del siglo XIX, pero ahora se empieza a ver una revisión de esos criterios”.
Un poco desubicado en el mundo que le toca vivir, como algunos de sus célebres personajes, Mendoza dice vivir felizmente al margen de las redes sociales. Fueron los periodistas quienes le comunicaron que había llegado a ser trending topic en España, con la particularidad de que apenas suscitó críticas entre los internautas.
En un momento y un país en que cualquier acontecimiento divide al país, el Cervantes a Mendoza mereció ayer elogios casi unánimes. Pero su simpatía, defiende el autor, “no es deliberada”. “No he hecho nada especial para granjeármela”, reconoce. “La virtud y el defecto de los libros que escribo es que son cómodos de leer. A veces pienso que no tienen gran valor, pero luego creo que lo tienen y mucho. No por mérito mío, sino porque recibo muestras de simpatía y gratitud de los lectores a los que determinado libros míos les sirvieron de alivio o de consuelo, o simplemente les hicieron pasar un buen rato”.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Recital de Navidad de los poetas de la Asociación de Artistas Alicantinos. Día 20 diciembre

Con la dirección de nesutra compañera Ángela Galdón, en nuestra Asociación se ha creado el Grupo Poético de Artistas Alicantinos, que actuará en el línea con el llamado de escripintores y conferencianates que ya viene actuando en  nuestra Sede, con charlas, conferencias y presentaciones. Con ello damos satisfacción a aquellos de nuestros compañeros, que además de la pintura, la escultura o la fotografía, son a la vez escritores en las diversas facetas de las Buenas Letras, rapsodas o conferenciantes.
El Grupo se inicará con un RECITAL POÉTICO DE NAVIDA, en que intervendrán: Ana Bolarinos, Ana Más, Angela gadón, Maria Dolores Barbeyto, Rafael Llorens y Ramón Palmeral, rapsodas uno y poetas otros, Será en nuestro centro de arte, el marte día 20 de diciembre a las 19 horas. No faltéis.

Alicante.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Mario Varga Llosa, repasa su trayectoria, es el último del "boom"

Vargas Llosa: “Soy el superviviente del ‘boom”

El Nobel peruano repasa su trayectoria en la Feria del Libro de Guadalajara


Mario Vargas Llosa en Guadalajara.
Mario Vargas Llosa se dio cuenta de que era un escritor latinoamericano gracias a París y Barcelona, los dos focos que primero reconocieron y amplificaron el reventón literario del 'boom' durante los sesenta. El canon, el fenómeno cultural vino de fuera. “El 'boom' rescató a un grupo de escritores que hasta entonces estaban asfixiados por la falta de comunicación entre ellos”, dijo el Nobel peruano en la mesa inaugural de la Feria Internacional del libro del Guadalajara.
En París, trabajando de locutor en una televisión cultural, Vargas Llosa escuchó por primera vez hablar de Gabriel García Márquez. “Me mandaron de la editorial Gallimard una novela breve que leí con enorme interés. Tenía una estructura maravillosa. No faltaba ni sobraba nada”. Era la historia de un viejo coronel por el que pasaban los años mientras esperaba y esperaba a que le concedieran su pensión como héroe militar. Era El Coronel no tiene quien le escriba.
Pero ¿qué fue el 'boom'? “No lo sé”. No fue un movimiento estético con elementos compartidos: lo fantástico apenas supone un tronco común pese al estereotípico. No fue una generación: entre Carpentier y Vargas Llosa se abrían más de 30 años. “Lo que nos unía era un determinada manera de contar las historias, un modelo de escritura que permitía que la obra fuera creativa y que durara en el tiempo”.
Dos hitos marcaron el despegue. Una conferencia de Borges en París –“ya casi ciego, mirando al vacío con un francés perfecto y anacrónico”- y la hiperactividad editorial en Barcelona. Vargas Llosa estuvo allí en los dos momentos. “Los franceses quedaron maravillados y en aquel momento eran el gran prescriptor cultural. Las editoriales catalanas empiezan a publicarnos y encuentran una respuesta entusiasta del público”. Comenzaba entonces un movimiento en cadena “Cortázar, que vivía en Paris hacía mucho tiempo, vuelve a interesarse por América Latina. Nos dimos cuenta que no podíamos ser franceses, italianos o españoles porque arrastrábamos al bárbaro y eso era una materia prima muy buena para la literatura, como nos recodaban los críticos europeos”.
Después llegaría el éxito, las cenas fraternales y también las desavenencias. Vargas Llosa, que en marzo cumplió 80 años, era el más joven de todos. “Soy el último superviviente. Me toca apagar la luz y cerrar la puerta”.

Feria Internacional del libro de Guadalajara

El poeta leonés abre el Salón de Poesía de la FIL con sus versiones de poemas de otros

Antonio Gamoneda, en el Salón de Poesía de la FIL.
En la Feria Internacional de Libro de Guadalajara todo es multitudinario menos la poesía. Podría serlo, pero en 2008 la organización decidió que el género necesitaba cierta intimidad, y abrió un salón con plazas limitadas (en torno a 30) que garantizan que poetas y lectores se vean las caras (mientras toman un tequila, por cierto). Este año la inauguración del ciclo ha correspondido al español Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931), que celebra este año sus 10 años como premio Cervantes. El poeta leonés ha vuelto además a la FIL después de triunfar en la misma plaza en 2010, cuando Castilla y León fue la invitada de honor de la feria más importante de la lengua española.
En esta ocasión, Gamoneda leyó poemas de su libro La prisión transparente, publicado por la editorial mexicana Vaso Roto, un volumen en el que el autor de Arden las pérdidas escribe versos propios a partir de la lectura de los de poetas como Georg Trakl, Herberto Helder o los anónimos nahuatl. “¿Qué quiere decir esto?”, se preguntó. “Que en la poesía no hay propiedad definitivamente privada. Que un verso en siempre un episodio común entre el que dice y el que escucha”

sábado, 19 de noviembre de 2016

Poema donde Miguel Hernández habla en primera persona. Del poemario "Todas la flores han muerto".



CON EL CORAZÓN PODRIDO POR LOS DESENGAÑOS,
 las tribulaciones de las tres heridas condenado,
así  fui como el poeta que no puedo reinar
en su mortal anhelo por superar el tiempo eterno,
donde mis manos, herramientas con el esplendor
cobalto de cada instante agoniza
bajo el apagón del rayo y las hachas de palmo acero
siempre estridentes y afiladas, me condenaron como
un poeta y agitador más, ¿de qué  revolución?, fue
como cortar los dientes de un tenedor con un cuchillo.
                                                          Granadas redondas,
moradas por dentro del cantueso monte vecino, la cóncava
corteza abierta derrama sus aderezos cuales cagarrutas
desprendidas del ano de estas cabras por el Parnaso,
contagiadas del color de la hierba diminuta que se resiste,
                                    así,
detrás de ellas con la honda en la mano subo
la cuenta en forma de vientre escarpado y preñado;
mientras en Nueya York, un poeta recorre los barrios
de ese Gran Manzana también podrida de ricos, mendigos,
policías, negros y blancos de origen que le dan al whisky,
para en una libreta escribir impresiones que suenen
 a surrealismo puro daliniano y moderno
en un desengaño que nunca fue morada de cautos.
                                                                   Y sí, así es como
subo la vereda que me alza a las ruinas del castillo árabe
que no ha sabido atar sus piedras al tiempo, para que,
una vez más la historia se avergüence de nosotros
por no haber sido guardianes diligentes de la destrucción
corrosiva de la química y de la mayor enfermedad: la ignorancia.
                                                               Y así es como fui,
 aherrojado de Santo Domingo   –jesuitas de cinturón negro-.
Cargué los libros como si fueran cristales de uranio, o cristales míos
de la poeta químico de la Unión, en camino del desengaño, libros
que guardan bajo su piel de celulosa muerta escrita de la memoria.
                                                                   Por allí, bajo el calor
de las piedras y al resguardo de la luz del día se ocultan
siempre al acecho los escorpiones de miel y cianuro;
sin embargo, las tardes tristes juanramonianas ceden al ordeño
 de los versos míos, asedio de mordeduras
en el intransigente hogar paterno
de la calle Arriba, nunca pintada ni vacía.
Aquí en el hogar mina el temor inexacto, reina un pozo central
 donde se ríe un gato de agua,  espejo azabache del ojo oscuro
 y duro y, siempre un jazmín lánguido
sobre el lavadero,
sobre  la mordedura de la piedra labrada,
corral de alacranes bajo la sombra de la higuera fosca.


LA ÉTICA AMPLÍA NUESTRA CONCIENCIA:
Recuerdo la potencia dura de las olas y de rayos metálicos,
la guerra en los montes y las trincheras, y luego
Jaén y sus aceituneros de endurecidas  manos de coleópteros,
de olivas que caen a bocajarro a la tierra del señorito,
tierras de pan sin trigo, el pan es arma contra
los que no se doblegan ante las voces del amo.
                                                        Me duele la cabeza a
capítulos de golpes. Mi poesía es una Pléyade del Parnaso,
antes de que el tiempo se ponga amarillo y ocre sobre
el indiferente olvido.  No entiendo que un ateo diga que
Dios es descendiente del hombre. Luego ese romper
cancelas y candados de las cárceles y el hambre
 la soledad y la ausencia en las enfermerías, y la tos incesante
                                    -frecuencia de olas en el pecho-
                                                                        Mi sepultura
es un nicho más camuflado entre los muertos,
donde leo bajo una cruz latina: Mi nombre:
                          Miguel Hernández
                                  Poeta. (1009). MCMX-MCXLII

Autor Ramón Fernández Palmeral 
2015 
Poema leído por primera vez el 18 de noviembre de 2017 en la "Casa de la Festa" de Alicante. En el acto de "Poetas Unidos de Alicante".

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Bod Dylan no acudirá a Estocolo a recoger el Nobel

   Yo no me alegro del mal de nadie, pero que la Academia Sueca de los nobeles se equivocó en esta elección es evidente. Ni le iba ni le venía a pelo de Bob Dyla. Tampoco vino al recoger el Principe de Asturias a España. No es que sea ni un tímido, un descortés o un geta, es un ejemplo de personalidad bipolar simpático. No son compromisos es que le incomoda la gente y los halagos.

 

 

Bob Dylan no acudirá a la entrega del premio Nobel de Literatura

El músico y cantante, que tardó días en aceptar el galardón, tiene "otros compromisos previos"

16.11.2016 | 17:45
Bod Dylan, en una imagen de archivo.
El cantautor estadounidense Bob Dylan, ganador del Nobel de Literatura de este año, no viajará a Estocolmo a recoger el premio, que se entrega el próximo 10 de diciembre, informó la Academia Sueca.
"Él desearía poder recoger el premio en persona, pero otros compromisos lo hacen imposible. Y resalta que se siente enormemente honrado por el galardón", explicó en un comunicado esta institución, que anoche recibió una carta del músico.
La Academia Sueca señaló que "respeta" la decisión de Dylan y que el hecho de que un premiado no viaje a Estocolmo es poco frecuente, aunque no excepcional, como ha ocurrido en las últimas décadas con los británicos Doris Lessing y Harold Pinter y la austríaca Elfriede Jelinek.
"La distinción es aún así suya, igual que la de este año pertenece a Bob Dylan", resaltó esta institución.
Dylan deberá no obstante pronunciar una conferencia de recepción del premio antes de seis meses a contar desde el 10 de diciembre, consta en el comunicado de la Academia, que dará más detalles dentro de dos días.

Tras dos semanas con mensajes ambiguos del músico y malestar en la Academia por su falta de respuesta, Dylan aceptó el Nobel a finales del mes pasado, aunque no confirmó si viajaría a Estocolmo.
La secretaria permanente de esta institución, Sara Danius, reveló entonces que Dylan había agradecido en una llamada telefónica la distinción, que le había dejado "sin palabras".
El músico estadounidense fue reconocido por crear "nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense", una elección sorprendente por ser la primera vez que se premia a un cantautor.
Danius defendió entonces la decisión de la Academia resaltando la condición de poeta de Dylan y recurrió al ejemplo de los antiguos vates griegos como Homero, que escribían poesía para ser escuchada e interpretada.
"Puede y debe ser leído", dijo Danius el pasado 13 de octubre, día en que fue anunciada la concesión del galardón.
La imposibilidad de contactar con el músico provocó una polémica que hizo estallar al escritor Per Wästberg, miembro de la Academia, quien lo calificó de "rudo" y "arrogante", unas declaraciones de las que se desmarcó la institución de la que forma parte.

Premio Nacional de Narrativa para Cristina Fernández Cubas. Mestra del cuento.

Cristina Fernández Cubas, Premio Nacional de Narrativa

La maestra del cuento ha recibido el galardón por su obra 'La habitación de Nona'

16.11.2016 | 14:38
Cristina Fernández Cubas, en una imagen de archivo.
Cristina Fernández Cubas, una de las grandes maestras del cuento en lengua española, asegura que el Premio Nacional de Narrativa que le ha concedido hoy el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes por su libro "La habitación de Nona" es "un reconocimiento a todos los cuentistas".

Fernández Cubas, que ya obtuvo con este mismo título el Premio de la Crítica el pasado mes de abril y el premio Don Luis a la excelencia Literaria, ha comentado a Efe en una entrevista telefónica que se sentía "muy feliz" por lo que significa de reconocimiento. En cierta manera es para todos los cuentistas", subraya.

"Un género que durante muchos años no se le ha dado carta de naturaleza en España -dice- y que ahora parece que eso está cambiando. De hecho, ya hay muchas editoriales que solo se dedican a este género. Antes parecía que los cuentistas éramos una secta", añade.
Cristina Fernández Cubas (Arenys de Mar, Barcelona, 1945) ha sido seleccionada por un jurado que ha destacado que su trabajo "refleja la madurez de una obra que representa la excelencia del relato breve. La autora mezcla con maestría lo cotidiano y lo fantástico, alcanzando la esencia y la vitalidad propias de lo mejor de este género literario", dice el acta.

Un argumento que a la escritora le parece muy interesante porque -dice- parece que la crítica ha aceptado el cuento y creo, además, que es la primera vez que este premio se la da a un cuentista", ha precisado la autora de "Mi hermana Elba".
Fernández Cubas que ha cautivado a una infinita corte de lectores con sus cuentos en su larga carrera literaria, reunió en 2008 en un solo volumen "Todos los cuentos", en el libro galardonado hoy, "La habitación de Nona" (Tusquets) reúne cinco cuentos o relatos distintos, "pero con un pasillo que hace que se comuniquen entre ellos para conformar un todo y eso lo diferencia de los libros de cuentos que van en serie, uno delante y otro detrás", matiza.
Por eso la autora dice que cuando puso el punto final al libro se sintió muy satisfecha. "Siempre he tenido una buen sensación con el".
La escritora catalana, que también ha escrito novela y ensayo, trabaja el cuento como un maestro relojero mimando y cuidando cada pieza para que encaje, "porque es algo muy preciso", dice.
"En América Latina el cuento ocupa un lugar de honor y aquí siempre hemos tenido cuentistas muy buenos desde hace años, como Emilia Pardo Bazán o incluso las leyendas de Bécquer", sostiene.
Cubas es una maestra en dar vida a lo visible y también aquello que no se ve en lo cotidiano. "Mezclo los dos mundos, las palabras del mundo material y las palabras que llegan a través de los mensajes de los sueños. La realidad tiene algo de fantástico siempre", concluye la autora de "El ángulo del horror".
Una mujer al borde del desahucio que confía en una benévola anciana que le invita a un café, un grupo de escolares que ve perturbada su serenidad mientras contempla un cuadro, la narradora que sale del hotel y da un salto en el tiempo y dos hermanos que conocen una singular tribu del Amazonas son algunas de las historias a las que Fernández Cubas permite asomarse al lector en este libro galardonado hoy.-