POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

jueves, 30 de marzo de 2017

Poemas de Ramón Palmeral dedicados a Miguel Hernández












                 1.-   Lágrimas por Miguel Hernández


                                 I
Hoy visito tu tumba en el alicantino cementerio,
heladas piedras recuerdan que aquí yace tú cuerpo,
segué los cardos silvestre, los matojos secos y
               los jazmines negros
           tomé tus manos frías y las puse en mi pecho
          y supe que no estabas muerto.

¡Qué tiempos aquellos del 31, de Orihuela partiendo
a Madrid en tren viejos!, dejaste
a tu compañero del alma Ramón Sijé.
Conoces a otros nuevos amigos:
a Pablo Neruda,  Aleixandre, a Federico,
a Alberti y a los gongorinos del 27.
De Madrid a la guerra y en Huelva preso.

Aguardaste Miguel, con inútil ansiedad la libertad,
y mientras esperaba en las cárceles oscuras
jugabas con su lápiz de bambú
y su cuadernito nuevo,
     cartas a Josefina y a tu hijo pequeño
     patios y pasillos de juramento
     letrinas sucias y pestilentes,
     lóbregas enfermerías
     y amigos con sus lamentos,
     no te pudieron cerrar los ojos,
     un día de frío invierno.  

       
                               II
Que sola se quedó la luna
sin su perito-arquitecto
agrimensor de higueras
cabrero de firmamentos.
Un rayo se volvió loco y no cesaba de gritar
Un rayo  partió la luna.
                       Un rayo partió sus cuernos.
Un rayo de desconsuelo.
Un rayo loco no cesa de llorar.
Un rayo de luna nueva.
Un rayo de luna tuerta.
                       Un rayo de luna afligida
                       Un rayo de luna herida.
                       Un rayo de luna muerta.
Qué triste se quedó la luna
tras Miguel se fue gimiendo
lloraba de desconsuelo
con los angelitos del cielo.
Se murió la luna de pena,
triste y menguando lento
camino de un corral que el Orihuela
                                      le abrieron.

                                 III
¡Qué desmedida amargura!
           el Segura se quedó seco
¡Qué inmenso desconsuelo!
            sin riveras de verdes versos
¡Qué dilatada aflicción!
          piedras amarradas al suelo
¡Qué vigoroso sufrimiento!
           máquina de hilar sueños
¡Qué intensa repugnancia!
         esclavos de la tierra sin aliento        
¡Qué aumentada tristeza!
          forja caliente de sentimientos
¡Qué descomunal requemor!
       y santo Domingo se quedó huérfano.

            

                       IV
Hoy visito tu tumba en el alicantino cementerio
heladas piedras recuerdan que aquí yace tu cuerpo
segué la hierbas amargas y recé un padrenuestro,
qué pena más grande tengo,
qué pena más triste en el alma llevo,
ríos de lágrimas derramo por ti y un lamento
qué dolor tan intenso, qué sufrimiento....

                        Alicante, 30 de Octubre 2003






         2.-  Al alba murió Miguel Hernández

Al alba murió Miguel Hernández.
A las cinco y media al alba.
Eran las cinco y media en punto al alba.
Un guardián trajo la blanca sábana,
cubrieron su cuerpo y su cara, pero no le pudieron,
a la cinco y media al alba, cerrar las gemas de sus ojos,
sus ojos de violetas encendidas, sus marrones ojos,
azules soles llenos de Miguel.
A las cinco y media al alba.
Un río rompió sus amarras.
Un mar se desbordó de llanto.
Un alma subió como un rayo.
Un cuchillo salió volando.
Un perito en lunas sembró su llanto.
Un hombre entero echó a correr.
A las cinco y media al alba.
¿Qué nos queda de aquel Miguel que como un
poeta soñador partió en el 31 para Madrid?
¿Qué nos queda de su auto sacramental,
de su teatro de guerra o de su cancionero de ausencias?
¿Qué nos queda de sus camaradas en las trincheras
en Madrid, en Andalucía, en Extremadura o en Teruel?
¿Qué fue del niño yuntero…?
¿Qué ha sido de aquellos aceituneros altivos?
¿Qué ha sido de los dramaturgos combativos?
¿Qué ha sido de nosotros, pobres poetas, sin ti...?
A las cinco y media al alba...,
la luna se quedó huérfana en el Reformatorio de Adultos de Alicante
y sola se fue llorando tras dos caballos de muerte.
Y no le pudieron cerrar los ojos..., no, no se los pudieron cerrar.
Llenos estaban de libertad, de un vacío de lágrima
ya sin fuego, ya sin el hogar, hartos de martillar en la vida.
A las cinco y media al alba. A las cinco y media en punto.

(Recitado el día 28 de marzo de 2007 en la Sede de la Universidad de Alicante,
y en el Patronato Municipal de Cultura de Alicante el 11 de junio Poetas del Mundo)





   3.- Quiero empuñar el alma cuando canto

                       A Miguel Hernández en el I Centenario de su nacimiento

 Miguel,  siento tus poemas de lucha,
de compromiso, los comparo con los míos
y siento amarga vergüenza
 ¿cómo digo yo que soy poeta?
 ¿cómo digo yo que escribo versos?
Quiero como tú empuñar el alma cuando canto,
Traspasar las fronteras del más allá,
 alcanzar la  emoción vital a través de las palabras.

Versos como armas de lucha, como  fusiles de palabras,
ser vocero de la injusticia, auriga de las libertades,
fustigador del opresor, reivindicador de los jornaleros
 del proletario sometidos al sueldo de la esclavitud.

De ti he aprendido: el poeta no solo es testigo de sí mismo,
sino secretario de su tiempo.
De ti he aprendido: el poeta es viento del pueblo.

España sufre una herida que no se cierra.
Ayudar a España supone ayudarnos a nosotros mismos.
Nos fustigan con ruina los poderosos y
su largo látigo invisible se hace sentir en nuestras espaldas.
Confiábamos en los que prometieron defender
siempre nuestros derechos
ahora, ya, en estos tiempos delincuentes
 han vendido al único hijo que tenían: la razón.

Tu Viento del pueblo releo con los dientes
esa cántico salomónico de la verdad
a la espalda de  los milicianos
en mochilas llenas de disparos
llenos de balas sin esperanzas, fuego cruzado entre hermanos
almas  heridas en la misma sangre.

Ahora, cuando la crisis canta sobre los más débiles,
los tiburones con sus guadañas de aletas torpedean
la esperanza, la fe en el trabajo, pero aquí tenéis mi
 sangre de pensionistas, para que os enceléis en la herida.

Se pedieron mis sueños, ¡he perdido mis sueños!
¿adónde están mis sueños?
¿Quién me ha robado mis sueños?
¿Quién trae la sombra sobre mis hijos?
ilusiones
mundos sin guerras
de nada sirvió tu muerte
desilusión
mejor amar la locura

Camino en la oscuridad sin olvidar mi honda pena
soñé en un mundo más social y solidarios,
perdí mi sueño, me queda la memoria amarga
de confusiones y largos elipsis de los poetas.

Yo, como tú, oriolano universal,
quiero empuñar el alma cuando canto.
¿Y qué consigo, solo arena, lágrimas, esperanzas marchitas?
Quiero y no puedo, no tengo sueños.
Quizás me falte valor, quizás solo soy…
eso… una raya trazada por el ala de un pájaro al rozar
la superficie plana por un estanque.

La nada…
el fondo de un vaso
gaviota herida por el anzuelo
azul
tardes con crepúsculos
azucenas rojas
y cuerpos, lamentable cuerpo nada más.

Llega la luna creciente de los poetas de guerra,
el ruiseñor canta sobre los fusiles
las palabras se vuelvan agudas hoces
de afiladas botellas rotas.

Una vez más la bota de Napoleón, de Mussoline
han vuelto a pisar nuestra España de trigales verdes,
de sudor y de jornaleros altivos, de aceituneros,
soleados páramos de hoces, martillos y horcas.

Nuestro enemigo son los tiburones o inversores mundiales.
Unos enemigos ocultos tras los escudos de los ordenadores.
Nos han invadido los griegos y troyanos con sus virus.
Sus diminutas armas nos ha lacerado.
A merced vivimos de una puñalada diaria.


                            Alicante, junio de 2010

martes, 28 de marzo de 2017

Ramón Palmeral recitó con grab sentimiento la "Elegía a Eamón Sijé" en al Sede de la Universidad, Grupo Amarilis






    Pinchar para ver y oír recitar la "ELEGÍA A RAMON SIJÉ", por Ramón Palmeral en la Sede de la Universidad, el 16 de marzo invidato por el Grupo Amarilis de Espejo de Alicante:
https://www.facebook.com/ramon.palmeral/posts/1303838816337027?notif_t=like&notif_id=1490729572905576

Ha sido una de sus mejores interpretaciones del poeta de Orihuela Miguel Heenández

martes, 21 de marzo de 2017

Diez finalistas al Premio Azorín de Novela

Diez finalistas al Premio Azorín

Al menos una de las novelas seleccionadas al galardón, que se falla el jueves, es de Alicante

02.03.2017 | 12:50 /Información
Diez finalistas al Premio Azorín
La Diputación de Alicante y el Grupo Planeta han dado a conocer las diez novelas finalistas del Premio Azorín 2017 cuyo ganador o ganadora, que obtendrá 45.000 euros de dotación económica, se conocerá este jueves, en una gala en el ADDA, que comenzará a las 19 horas. Al menos una de ellas, Persianas, de Fernando Parra Nogueras, se ha presentado desde la provincia de Alicante.
Además de esta, son finalistas las siguientes obras: Los recuerdos enterrados, de Sergio Martínez Martínez; Mi nombre era Alix-La última zarina, de Dolores Fernández de Seoane (seudónimo); El cuadro de Epicuro, de Vronski (seudónimo); Chevaux, de Cándido Arhiman (seudónimo); Lloverá en septiembre, de Uluises (seudónimo); Ciclogénesis, de María J. Codes; Los perros del Amazonas, de Willy Cobain (seudónimo); La piedra de la locura, de Equilicuá (seudónimo), y Volverás a Ítaca, de Ulises Ponte (seudónimo).
El Premio Azorín, que cumple su 24 edición este año y conmemora el 50 aniversario de la muerte del escritor de Monóvar está abierto al público. Las personas interesadas en asistir podrán recoger en el ADDA (Avda. Jijona, 5) su entrada libre válida para dos personas, en horario de 10 a 14 horas, hasta completar el aforo.
Más de 1.200 personas presenciarán este año el acto de concesión del premio que, conducido por el periodista alicantino Manuel Gómez Fernández, presenta algunas novedades como la combinación de teatro, música y literatura sobre el escenario, coincidiendo con el 50 aniversario de Azorín y de su gusto por los clásicos y el teatro moderno. En este acto participará el actor Juan Echanove, que hará una lectura dramatizada de fragmentos de Hamlet, y La Fura dels Baus, que pondrá el broche final al acto.
Este año se han presentado 117 novelas, frente a las 96 del año anterior, de las que 101 proceden del territorio nacional y19 de ellas de la provincia. Alicante es, tras Madrid con 25, la provincia que más obras ha enviado al certamen, por delante de autores de Barcelona (6), València, Sevilla o Zaragoza (5), Málaga, Las Palmas o Jaén (4).
Este premio ha recaido en escritores como Torrente Ballester, Dulce Chacón, Fernando Delgado, Luis Racioneso o Reyés Calderón, la última ganadora.

......................
El Premio Azorín lo ganño Espido Freire de la cuadra de Planeta.

....................
En la primavera se entregarán los premios en el ADDA.
Presidente de la Diputación César Sánchez Pérez.
Diputado de Cultura César Augusto Asensio. 
Pablo Sandoval, vicesecretario del gabinete de la presidencia.

Recital de Mª Consuelo Franco en El Corte Inglés dedicado a Miguel Hernández



Mª Consuelo Franco fue presentada muy bien por María Dolores Inglesías, gestora cultura alicantina de gran prestigio. Pilar Abad ofreció un recital de castañuelas. Ramón Palmera que asistió como invitado recitó "El niño yuntero" de Miguel Hernández.

Consuelo recitó de sus tres poetas preferidos Miguel Hernández, Antonio Machado y Federico García Lorca, libros editados todo ellos en ECU, asistió también si editor Jose´Antonio Vizcaino.

La sala vibraba de entusiamos, y aplaudieron  el recital.

Ambito Cultural de El Corte Inglés, 20 de marzo de 2017.

lunes, 20 de marzo de 2017

¿Qués es el GISO?. Universidad de Navarra.

Blog del Grupo de Investigación Siglo de Oro

GRISO-Universidad de Navarra
Inicio > Biblioteca Áurea Digital (BIADIG), Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO), Publicaciones > La colección BIADIG publica su número 31: Viajes y ciudades míticas, ed. de Álvaro Baraibar y Martina Vinatea

La colección BIADIG publica su número 31: Viajes y ciudades míticas, ed. de Álvaro Baraibar y Martina Vinatea

Portada de BIADIG, 31La colección BIADIG acaba de publicar su número 31, Viajes y ciudades míticas, editado por Álvaro Baraibar y Martina Vinatea. Como siempre, todos los documentos están disponibles en acceso abierto por medio del Depósito Académico Digital de la Universidad de Navarra (DADUN):
Baraibar, Alvaro y Martina Vinatea (eds.), Viajes y ciudades míticas, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra, 2015. Colección BIADIG (Biblioteca Áurea Digital), 31 / Publicaciones Digitales del GRISO.
El  volumen recoge, además de una «Presentación» a cargo de los editores, un total de 15 trabajos que representan un conjunto de visiones pasadas y actuales de ciudades míticas que desde el descubrimiento hasta nuestros días han sido imaginadas por los americanos:
  • Ysla Campbell, «Las Indias maravillosas en la Sumaria relación de Baltasar Dorantes de Carranza»;
  • David Choin, «Buenos Aires: de la ciudad de carne y hueso a la Misteriosa Buenos Aires de Manuel Mujica Láinez»;
  • Alfredo Cordiviola, «Ruinas en palabras: Bahía, 1763»;
  • Dominique de Courcelles, «Recorrer el mundo en la Ciudad de México: una política universal y universalista 1730: “Solemnes fiestas de la canonización del místico san Juan de la Cruz”»;
  • Isabel Hernando Morata, «El mito de Babilonia en el teatro de Calderón»;
  • Antonio Lorente Medina, «El mito degradado en Lima por dentro y fuera»;
  • Cristina Osswald, «Francisco de Holanda. Da fábrica que falece à cidade de Lisboa»;
  • Margarita Peña, «Ciudad mítica, ciudad utópica, México en los Diálogos México 1554 de Francisco Cervantes de Salazar»;
  • Mirzam C. Pérez, «Fomentando la identidad institucional dominicana en tres relaciones de fiestas para la beatificación de Santa Rosa de Lima»;
  • Giovanna Pollarolo, «“Un Machu Picchu, por favor”: el Cuzco en una novela»;
  • María Stoopen, «De Aztlán a México-Tenochtitlan: mitos y presagios de la peregrinación, fundación y destrucción»;
  • Vanina María Teglia, «Montaña del Paraíso Terrenal: la reescritura moral de Cristóbal Colón en fray Bartolomé de las Casas»;
  • Marco Urdapilleta Muñoz, «La etnografía retórica en las relaciones de viaje a Indias hasta la primera mitad del siglo XVI»;
  • Yasmina Yousfi López, «El mito del regreso: Ítacas y Ulises contemporáneos»;
  • Alma Delia Zamorano Rojas, «Un viaje de búsqueda en el cine mexicano: Cabeza de Vaca (Nicolás Echevarria, 1990)».
Este libro es un peregrinaje por los vastos territorios de la imaginación, la misma que trazó los contornos del Cuzco, de Lima, de Quito, de La Paz, de Bogotá y de toda la América figurada con la lengua española para el resto del mundo.