POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

viernes, 30 de junio de 2017

57º CONCURSO INTERNACIONAL DE POESIA Y NARRATIVA Libro DIGITAL “ELEGIDOS 2017”

57º CONCURSO INTERNACIONAL
DE POESIA Y NARRATIVA
Libro DIGITAL “ELEGIDOS 2017”
El Instituto Cultural Latinoamericano desde su nacimiento en el año 2000 se propuso brindar un espacio de oportunidades, es por eso que invita a autores mayores de 16 años, a participar del 57º Concurso Internacional de Poesía y Narrativa Libro Digital “ELEGIDOS 2017”.
Las obras deberán ser inéditas, no premiadas, tema libre, en idioma español.
El LIBRO DIGITAL es un libro en CD, se puede leer desde cualquier computadora o dispositivo.
PUEDEN PARTICIPAR CON:
POESIA: de 3 a 7 poemas, con un máximo de 30 líneas cada uno.
NARRATIVA: mínimo 90 líneas, máximo 210 líneas, ya sea en uno o varios trabajos.
Podrán participar en ambos géneros si lo desean.
PRESENTACIÓN DE LAS OBRAS: Las obras se presentarán en hojas tamaño A4, por triplicado, mecanografiadas o PC, escritas por una sola de sus caras, firmadas con seudónimo.
DATOS DEL AUTOR: En un sobre pequeño, que irá junto con las obras, tendrá que incluir los siguientes datos: Nombre y Apellido, DNI, Dirección, E-mail y Teléfono.

ENVIOS:
57º Concurso Internacional de POESIA y NARRATIVA
Libro Digital “ELEGIDOS 2017”.
Lebensohn239, C.P. B 6000 BHE, Junín,
Pcia. de BUENOS AIRES, ARGENTINA.
PRESELECCIÓN CON “MENCIÓN DE HONOR”: Las obras que resulten finalistas con “Mención de Honor”, quedarán seleccionados para participar de los Intercambios culturales con Cuba, Brasil, Colombia, Chile, España e Italia (con precios muy accesibles), que se realiza cada año, presentándose en distintos lugares y tendrán la oportunidad de formar parte de la Antología cooperativa en formato Digital “ELEGIDOS 2017” y pasarán a integrar la final por los PRIMEROS PREMIOS que son los siguientes:
PREMIOS:
1º PREMIO: Edición de libro individual Digital de 64 páginas, 100 CD, Diploma y Trofeo, en poesía como en narrativa.
2º PREMIO: Trofeo y Diploma.
3º, 4º y 5º PREMIO: Medalla y Diploma.
Se entregarán las Menciones Especiales que el jurado estime conveniente, que recibirán Medalla y Diploma, el resto de los integrantes de la Antología Digital recibirán Diploma de “Mención de Honor”.

DISEÑO DE ANTOLOGÍA DIGITAL: “ELEGIDOS 2017” se presentará con diseño de tapa a todo color, CD serigrafiado y se registrará en la Cámara del Libro con N° de I.S.B.N y Código de Barras.
Beneficios al integrar “ELEGIDOS 2017”: Su obra llegará a distintos países (España, Perú, Chile, México, Francia, Uruguay, etc.) por medio de las distintas donaciones a: bibliotecas, centros culturales. Además será promocionada en nuestro Blog, Facebook, diarios, televisión y radios. La campaña publicitaria se realizará por vías adecuadas a nuestro alcance.

CEREMONIA DE PREMIACIÓN Y ENTREGA DE LIBROS DIGITALES: Se realizará el 4 de Noviembre de 2017, (salvo que surgieran imprevistos de fuerza mayor), donde se entregarán los Premios a todos los ganadores y recibirán las Antologías Digitales, que contará con Stands, exposiciones, etc. Luego, podrán compartir una cena, para lo cual recibirán la invitación especial para asistir. Los autores que no puedan asistir, podrán solicitar el envío por correo en forma Contrareembolso.
RECEPCIÓN de OBRAS: Las obras se recibirán hasta el 30 de JULIO de 2017 inclusive. Se toma en cuenta la fecha del matasellos del correo.

JURADO: Estará integrado por personalidades del quehacer literario y su fallo será inapelable. El concurso no será declarado desierto. Los trabajos no seleccionados serán destruidos. Los participantes toman conocimiento y aceptación de las bases del mismo.

Los/as invitamos a ver nuestro programa de Tv “Espacio Arte” el cual se ve en todo el mundo a través de You Tube haciendo click en el siguiente Link: https://www.youtube.com/watch?v=xM8B1hwJAY0&lc=z12ohrcgdt3cjxima22ahljg0p3ojnp3k

Area Teatro: https://www.facebook.com/Area-Teatro-Instituto-Cultural-Latinoamericano-1554814541480706/

lunes, 26 de junio de 2017

"Troncos retorcidos". Por Agustín Conchilla Márquez. Editorial Trirreme



La desigualdad histórica renace con fuerza de la reconquista cristiana sobre tierras de Al-Andalus y marca los modos de vida y de convivencia social entre diferentes habitantes, culturas y pueblos de Andalucía.

Entre los habitantes menos favorecidos en reparto equitativo y bienestar subsisten los campesinos: aceituneros del Condado y recolectores rudos y sacrificados que siglo a siglo exponen dedicación y penuria bajo el contraste de un clima aterrador, entre calores de abrasamiento y de fríos espeluznantes.

No libres de marginalidad y sacrificio quedan las mujeres campesinas entre quienes acrecienta la discriminación de género cuando entre campaña y campaña sufren el rechazo de los patronos que cultivan el oro líquido del olivar por considerarlas en menor valía laboral.

En tales desavenencias luchan, sufren y recorren caminos inciertos, resbaladizos y bacheados que lamentan y amasan controversias entre críticas individuales y populistas que sobreviven al arraigo de las peculiaridades de la tierra y de los clasismos de las sociedades que habitan en la ciudadanía rural.

................
Una novela muy bien escrita, con temas politico sociales.

martes, 20 de junio de 2017

Entrevista Rosa Chacel por Florinda Salinas






Con Rosa Chacel en la mesa camilla


Por Florinda Salinas © 2014 /

Cuando en 1984 entrevisté a Rosa Chacel para Telva, la publicación en la que yo trabajaba, ella era una de las grandes escritoras del exilio. Su regreso, en los años 70, pilló a la vida literaria española un poco descolocada. La novela se centraba todavía en los temas sociales y la obra de Rosa, que giraba en torno a la orteguiana “deshumanización del arte” no era candidata a convertirse en best-seller por aquel entonces. Yo no era una periodista experta en literatura, pero me daba la impresión de que todos aquellos escritores que regresaban del exilio impuesto por la dictadura franquista, volvían a sufrir otro particular desplazamiento a su llegada. Y aunque les arroparon muchos jóvenes literatos y profesores de universidad con su apoyo y amistad,  las cosas no siempre eran fáciles para ellos.
Chacel se había visto obligada a  abandonar España en 1940 junto a su marido el pintor Timoteo Pérez Rubio y su hijo Carlos. Residió en París, Rio de Janeiro y Buenos Aires y en ningún momento cejó en su creación literaria. Antes de entrevistarla devoré sus dos tomos de diarios, Alcancía Ida y Alcancía Vuelta, editados por Seix Barral (me narró sus enojadísimas discusiones con Pere Gimferrer por las erratas que siempre se colaban en sus libros). En los diarios se transparentaba la malla de su vida, esos avatares que ella denominaba “el cocidito de cada día”. “Mis dificultades siempre han sido económicas. Por suerte nunca me han faltado editores”, me dijo. Chacel mantenía en todo momento una exigencia descarnada frente a su obra y un espíritu crítico indomable.  De niña su educación había ido por libre: ”Yo, de pequeña, era muy nerviosa, soñaba mucho y me pasaba el día leyendo. Nunca fui al colegio, así que lo que sabía me lo enseñaron mis padres. Bueno, fui un par de meses a las carmelitas, al lado de casa, en Valladolid, pero el médico me dijo que lo dejara. Así que me quedé en casa, donde mi madre me tomaba la lección a diario y me hacía estudiar. Con ella me inicié en el francés, en música, en todo. Y mi padre me enseñó a dibujar”. Qué tiempos aquellos, en los que a las niñas imaginativas y despiertas los médicos les prescribían permanecer en casa tranquilas. Lo cierto es que la niña de Valladolid, devoradora de libros,  en palabras de Clarice Lispector, tenía “en la punta del lápiz, el trazo. En la punta del pié, el salto”. (Cuentos reunidos. Siruela).
Desde que descubrí su novela Barrio de Maravillas (Seix Barral), esta escritora de la Generación del 27 me atrapó sin remedio. Me pareció tan deslumbrante su monólogo interior, ese alegato que enfrenta a la niña protagonista al mundo y a sí misma mientras su madre le lava el pelo con huevo crudo, hace recados en la farmacia o sube y baja de los tranvías del Paseo del Prado. La niña indómita se enreda en disquisiciones sobre los leves chasquidos de su existencia, pero también se deslumbra con la luz que recorre escaleras, muebles, loza, paredes desconchadas. Gracias a este libro rescaté las imágenes borradas de mi primera infancia: la huevería con las cestas de alambre, el ultramarinos de luz aceitosa, la pastelería de grecas pompeyanas y la atmósfera espesa de la lechería con sus tinajas de zinc. Chacel me llevó hacia mi vida párvula en el barrio sevillano de la Alfalfa, fresco y palpitante, y, sobre todo, me descubrió un modo de expresión complejo, donde el tiempo que cuenta es el tiempo interior, al modo de Faulkner o de Joyce. La niña que promete contar a su madre “sólo lo que ella puede entender”, que ve tréboles en los desconchados de la pared junto a su cama, o se lava por las mañanas en una palangana, me redescubría mi infancia y, sobre todo, me regalaba un secreto: el tiempo es maleable, se estira o se encoge según tu mirada resbala sobre las cosas. Y Rosa Chacel era una maga de la mirada.
De niña su educación había ido por libre:”Yo, de pequeña, era muy nerviosa, soñaba mucho y me pasaba el día leyendo. Nunca fui al colegio, así que lo que sabía me lo enseñaron mis padres. Bueno, fui un par de meses a las carmelitas, al lado de casa, en Valladolid, pero el médico me dijo que lo dejara. Así que me quedé en casa, donde mi madre me tomaba la lección a diario y me hacía estudiar. Con ella me inicié en el francés, en música, en todo. Y mi padre me enseñó a dibujar”

A partir de la lectura de esa novela comenzó a fascinarme la figura de esta mujer nacida en Valladolid en 1898, que se trasladó con su familia a Madrid en 1908 donde estudió escultura en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Eran años en los que las mujeres no pintaban nada en la vida cultural y política española. Chacel era una chica de provincias inteligente, tenaz y perfeccionista que se instaló en el meollo de la intelectualidad española de la época: la Revista de Occidente, el entorno privilegiado de Ortega y Gasset. Y no estaba sola, también la acompañaba la filósofa María Zambrano.
A finales de los años veinte en la Revista de Occidente se abordó  el debate sobre la diferencia y la relación entre los sexos, un asunto que interesaba mucho a la intelectualidad europea. En Alemania también se sumergieron en el  asunto dos filósofas, Edith Stein y Hannah Arendt. Stein (conversa al catolicismo, canonizada y nombrada copatrona de Europa por Juan Pablo II) murió en el campo de concentración de Auschwitz y Arendt huyó a Estados Unidos a tiempo. Por cierto, Edith Stein participaba del feminismo esencialista de Max Scheller y Ortega. Y Hannah Arendt, que nunca se consideró feminista, brindó a la causa de las mujeres conceptos básicos como la oposición público/privado. La mujer tendría derecho a acceder desde el ámbito privado al público,  aquel en el que existe el derecho a ver y ser visto y a escuchar y ser escuchado (La esfera pública y la privada. Cap.2. en  La condición humana, Paidós).
Ortega y otros autores se inclinaban por la existencia de dos «principios» opuestos y complementarios, lo masculino y lo femenino, como fundamentos ontológicos de la diferencia entre hombres y mujeres que determinaría sus respectivas psicologías y su posición y papel en la sociedad. En opinión del filósofo, el oficio de la mujeres es ser «el concreto ideal», «encanto, ilusión», del varón. En este poder «mágico» de ilusión se condensa «la alta misión biológica que a la hembra humana atañe en la historia”. (Estudio sobre el amor, Ortega y Gasset, J., Alianza Editorial).
A pesar de mantener estas ideas, Ortega estableció  relaciones de amistad y colaboración con mujeres tan inteligentes como Victoria Ocampo, María de Maeztu, o las mismas Zambrano y Chacel, cuyas obras valoraba y promovía, incluso cuando no estaba conforme con sus contenidos y conclusiones.
Chacel era una chica de provincias inteligente, tenaz y perfeccionista que se instaló en el meollo de la intelectualidad española de la época: la Revista de Occidente, el entorno privilegiado de Ortega y Gasset. Y no estaba sola, también la acompañaba la filósofa María Zambrano.
Pero su idea filosófica de la mujer no beneficiaba la causa de las mujeres: hablaba de hombre y mujer como de esencias metafísicas diferentes o como de dos maneras diversas de estar en el mundo: la del trabajo (hombre) y la del cuidado (mujer). Zambrano y Chacel  tal vez no estuvieran en sintonía completa con el maestro, pero tampoco se opusieron. Si en el siglo XXI las mujeres andan con pies de plomo por los ámbitos en los que son minoría, ¿qué sería en aquellos años del siglo XX? (Zambrano, María y Chacel, Rosa. Desenmascarar la complementariedad  de los sexos (Debate en la Revista de Occidente).
Rosa Chacel en 1984. Fotografía del archivo de la revista Telva.
Cuando Rosa Chacel publicó Alcancía Ida y Alcancía Vuelta, sus diarios  de  40 años de su vida, le pedí una entrevista. Sin gabinetes de prensa, ni departamentos de marketing por medio, la  llamé directamente a su teléfono fijo desde mi  mesa de la redacción, con mi Olivetti gris y un neón sobre mi coronilla.
Doña Rosa residía en un piso del Paseo de la Habana, Madrid. Nada más entrar descubrí el magnífico retrato que le había hecho su marido, ya fallecido, Timoteo Pérez Rubio. Era un barrio muy literario: Dámaso Alonso vivía en un recoleto hotelito de la calle Alberto Alcocer. Por allí también había recalado otra ilustre poetisa exiliada, Ernestina de Champourcin, de la Generación del  27. Chacel tenía ya 86 años y se adaptaba como podía a una España que nada tenía que ver con la que recordaba. Se la veía por el mercado de abastos de Potosí, acompañada por su nuera y cuando entraba a tomar café por la zona, todos la reconocían de la tele. “Soy famosa en el bar y en el mercado”, me comentaba burlona. Era una mujer muy inteligente y algo puntillosa, no me pasaba ni una en mi cuestionario.
“¿Se maquilla o la maquillan?”, me preguntó en la mesa de camilla donde nos refugiamos de una primavera ventosa y fría.  “Me maquillo yo misma por las mañanas”, le respondí, mientras conectaba el magnetofón que pesaba medio kilo. “Es que se aplica usted una sombra rosa en el párpado que no le favorece nada, parece un mono, perdone que se lo diga”. Me hizo muchísima gracia su advertencia. Durante todo el tiempo nos acompañó el conserje de la finca, que purgaba radiadores por la casa y el sonido del teléfono, que  ella siempre respondía. Le pidió al fotógrafo que le advirtiera  antes de cada disparo, para mantener en calma sus facciones. Y reconocía que no estaba muy presentable con aquella bata roja, pero que tenía frío y no había más remedio. Yo también tenía frio y no me hubiera importado adosarme otra bata como la suya, pero me refugié bajo los faldones junto al brasero eléctrico. Hablamos de todo: de sus libros, de su familia, de la ciencia, de la guerra… Aquella anciana, que podía ser mi abuela, había tratado de tú a tú a los grandes intelectuales de la España republicana, misóginos y paternalistas. De alguna manera, con su talento y obstinación, ella había abierto camino a las decenas de miles de mujeres que vendrían después. Eso sí, la palabra feminismo le provocaba urticaria. Había que saberlo.
Cuando Rosa Chacel publicó Alcancía Ida y Alcancía Vuelta, sus diarios  de  40 años de su vida, le pedí una entrevista. Sin gabinetes de prensa, ni departamentos de marketing por medio, la  llamé directamente a su teléfono fijo desde mi  mesa de la redacción, con mi Olivetti gris y un neón sobre mi coronilla.
Hacia el final de la entrevista le pedí su opinión sobre la existencia o no de una literatura femenina. Sabía que odiaba ese concepto,  pero me apetecía oírle despotricar un poco. “¡Detesto la agrupación de mujeres en lo intelectual y en literatura! En cosas jurídicas y laborales, está bien. Pero en lo demás, la mujer tiene que meterse y dejarse perder entre los hombres. Después, destaca la que destaca”, y levantó la barbilla ligeramente, con una actitud retadora. ¿Acaso sería yo una feminista de tres al cuarto que quería buscarle las cosquillas? Nada más alejado de la realidad. Yo no era ni feminista, pero me interesaban mucho las mujeres que lograron destacar en un mundo totalmente masculino. Además, había escritoras que sí  creían en la existencia de una literatura femenina: desde Virginia Woolf  hasta otras como Carmen Martín Gaite o Soledad Puértolas, a las que había entrevistado recientemente. La anciana pero vivaz escritora reparó en mi perplejidad y quiso mostrarse condescendiente: “Mire, no niego que existan discriminaciones contra la mujer, pero a mí no me han tocado. Recuerdo que en aquellos años de la generación del 27 vivíamos la libertad sin hablar de ella. Teníamos el carácter de seres libres. Aunque no le voy a negar que fue una época muy compleja”.
Volví a estar con ella en un almuerzo de escritoras que organizamos en mi revista: desde Ana María Matute hasta Blanca Andreu, un puñado de mujeres con brío volvieron a reencontrarse para hablar de literatura. Y también de la vida, esa malla de la que Rosa hablaba en sus diarios.
Rosa Chacel
Las novelas más célebres de Rosa Chacel (Barrio de maravillas, Memorias de Leticia Valle, Teresa, Estación. Ida y vuelta, La sinrazón) ha sido reunidas en dos tomos publicados por Biblioteca Castro, bajo la edición de las especialistas Pilar Celma y Carmen Morán.
Recientemente se ha editado un volumen con los escritos ensayísticos de la escritora sobre destacadas figuras del mundo de la literatura, el pensamiento y el arte, bajo el título La lectura es secreto (La linterna sorda Ediciones).
– Fotografías: La primera y la tercera nos las ha cedido la autora de este “Pasiones” y pertenecen al archivo de la revista “Telva”. Corresponden a la entrevista que Florinda realizó a Rosa Chacel en 1984 -a la cual hace referencia en este artículo-. La segunda y tercera son fotografías pertenecientes a otros archivos y nos ha sido imposible establecer su autoría.
FIRMAS SUMERGIDAS | FLORINDA SALINAS

la-foto-1_Snapseed
Florinda Salinas nació en Sevilla. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, trabajó durante dos décadas en la revista Telva, de la que fue subdirectora. Posteriormente fue redactora jefe del diario El Mundo y directiva en el grupo ¡Hola! Acaba de publicar el libro “La mujer visible” (Digital Reasons), donde analiza el paso de la mujer en la sombra a la mujer en el mundo. “Siempre me produjo desazón entrar en casa del hombre importante que iba a entrevistar y escuchar los pasos de su mujer alejándose por el pasillo hacia el invisible mundo de lo doméstico”, plantea en su introducción.

..................
En los años 70 Rosa Chacel mantuvo correspondencia con Juan Gil-Albert


lunes, 19 de junio de 2017

La prosa debió nacer del relato de los viajeros


ida y vuelta

Vivir en prosa

Para un prosista, Carson McCullers es un modelo de naturalidad y poesía en la escritura, aparte de una invitación inapelable a la humildad



La poesía puede existir sin escritura, y así es como debió de crearse y transmitirse durante la mayor parte de la historia humana. La prosa, que no puede memorizarse con facilidad por carecer de las pautas métricas y rítmicas del verso, está vinculada necesariamente al acto de escribir y al de leer, aunque no se haya desprendido nunca de su origen en la oralidad. Los textos se escribían sin puntuación ni separaciones entre las palabras: solo leyéndolos en voz alta se podía determinar su sentido. Como muy pocas personas sabían leer, las historias escritas llegaban a través de la voz a la mayor parte de quienes tenían algún acceso a ellas. En la venta manchega de Don Quijote, las mujeres de la familia del ventero y los campesinos y los viajeros que se albergan en ella escuchan con una avidez de trance las historias que vienen impresas en los libros y las que se han copiado a mano. La prosa debió de nacer no de los cuentos populares que al fin y al cabo conocía todo el mundo, y que pasaban con naturalidad de unas generaciones a otras, sino de los relatos de los viajeros que regresaban de lugares a los que no había ido nadie más, en mundos de vidas ancladas a la tierra y muy escasos de caminos practicables y seguros. También en Don Quijote hay un ejemplo espléndido de eso en la historia del Cautivo que ha regresado a España después de más de 20 años de aventuras.
La prosa es una invención de viajeros: traslada por escrito el acto de contar en voz alta. Leemos a Herodoto y reconocemos a un semejante a pesar de la distancia de 25 siglos que nos separa de él. La prosa es una forma pero sobre todo una actitud, una cierta manera de observar, de contar y de reflexionar. Los hexámetros de las tragedias y de los poemas épicos dan cuenta de las historias fabulosas de los dioses y los héroes. La prosa trata de la realidad terrenal y de los seres humanos. Herodoto cuenta lo que ha visto y lo que otros le han contado, y, aunque no renuncia a los prodigios ni a las explicaciones mitológicas, añade siempre una nota escrupulosa de escepticismo, incluso de racionalidad. Se ocupa de distinguir entre lo que él ha visto y lo que le han contado, y en evaluar la credibilidad de los testimonios que usa.

El oído para la prosa se educa exactamente igual que el oído para la música
Esa voz remota nos llega con una vividez de narración oral: desde su origen, la prosa tiene la música del habla, el ritmo enérgico y a la vez sosegado de una buena caminata, el fluir de la reflexión y el razonamiento y de la asociación de ideas. En la buena prosa hay una cualidad de instrumento óptico: las palabras, cuanto más efectivas, más alcanzan una invisibilidad de pura transparencia. Nacida del habla, la prosa no se apartará demasiado de ella, por muy sofisticada que se vuelva. Cervantes es tan claro y oral en sus periodos de mayor envergadura sintáctica como en los de inmediatez coloquial; en él, la complicación y el adorno suelen ser paródicos. Por muy largas y sinuosas que sean, las frases de Proust siempre son respirables, porque siempre están hechas con una arquitectura rigurosa. Exigen, desde luego, mucha atención: pero es la misma atención que requiere cualquier obra de arte para ser percibida, o la que merece la persona con la que estamos conversando.

La atención se educa y se fortalece, con beneficios inmediatos. El oído para la prosa se educa exactamente igual que el oído para la música. Un músico avezado puede juzgar una composición leyendo en silencio una partitura. Un escritor tiene la oportunidad de juzgar su propio trabajo con un grado necesario de distancia leyéndolo en voz alta, convirtiéndose así en lector desde fuera de sí mismo. Desde el otro lado, el lector participa activamente en la escritura al someterla a su propio escrutinio oral: le da vida poniéndola a prueba. La prosa, como la fotografía, está tan anclada en el mundo real que solo puede apartarse con éxito de él hasta cierto punto, igual que no puede apartarse demasiado de los límites gramaticales del habla común, una ciudadanía igualitaria en la que al escritor se le reconocen muy pocos privilegios. Que el margen de libertad sea estrecho no quiere decir que frustre las facultades expresivas. La libertad de los arquitectos, la de los bailarines y la de los acróbatas también está muy restringida por la ley de la gravedad.

Le doy más vueltas de lo normal estos días a las propiedades de la prosa porque estoy leyendo a Carson McCullers, ahora que Seix Barral vuelve a editar metódicamente en español toda su obra. Para un prosista, Carson McCullers es un modelo de naturalidad y poesía en la escritura, aparte de una invitación inapelable a la humildad. Quien lea El corazón es un cazador solitario teniendo en cuenta que es la primera novela de una chica de provincias de poco más de 20 años encontrará tantas razones para la admiración como para la envidia. Entre nosotros, la prosa que se celebra es la que tiende a la orfebrería, no la que propone un limpio espejo stendhaliano, una lente bien pulida para observar las cosas. Nuestros lujos verbales se convierten con frecuencia en pedrería aparatosa y proliferación churrigueresca en cuanto se les somete a la prueba de la lectura en voz alta. Carson McCullers escribe con tanta fluidez y tanta precisión que uno se olvida con facilidad de que está leyendo literatura; de pronto un breve quiebro poético, un adjetivo bien situado, aunque no chocante, una frase resulta con la brevedad sintética de un haiku, nos vuelven conscientes de la presencia del estilo. El habla de los personajes está hecha con tanta sofisticación que uno cree simplemente escucharla. No hablo ahora de la ambición constructiva, de la furia política, de la agudeza psicológica, de la variedad de los lugares, las vidas, las voces: quiero concentrarme en lo material de la prosa, como si repasara con los dedos la piedra o la madera de la que está hecha una escultura. Carson McCullers enseña que se puede ser poético sin circunloquios ni adornos y coloquial sin vulgaridades expresivas, y comprometido sin sectarismo y sin jerga ideológica. A través de su voz nos llega el espíritu inmemorial de la prosa, su capacidad para invocar mundos que de otro modo no conoceríamos.

domingo, 18 de junio de 2017

  Ritmos 21,

TAGS Juan Van-HalenPoesía españolaPoesíaPoemasJosé ZorrillaPoetas
La obra 'Memoria de un mal sueño' se publicará en la editorial Algaida.
Esta mañana se ha hecho público el fallo del jurado de la quinta edición del galardón José Zorrilla de poesía, que ha recaído sobre el libro Memoria de un mal sueño, tras cuyo seudónimo, La Peña, se escondía el nombre del poeta madrileño, Juan Van-Halen (Torrelodones, 1944). El premio, dotado con 3.000 euros, incluye la publicación de la obra en la editorial Algaida.
          
La obra del poeta madrileño se ha impuesto sobre los más de 160 trabajos presentados, “de altísima calidad”, según palabras del jurado, presidido por el periodista y académico Luis María Ansón y completado por Jorge del Arco, Fermín Herrero, Luis Alberto de Cuenca, Jesús Fonseca, Carlos Aganzo y Gonzalo Santonja.

Retrato
Van-Halen no es, ni mucho menos, un recién llegado a la poesía. De hecho, entre otras cosas, su faceta literaria destaca por lo prolífico. Comenzó en la poesía recibiendo el accésit del Premio Adonáis y desde entonces, su carrera literaria ha estado jalonada de prestigiosos premios, entre los que destacan el Rafael Alberti, el Tiflos, el Internacional Ciudad de Melilla o el Manuel Machado, entre otros y que le convierten en una de las voces esenciales de la poesía contemporánea española, amen de ser una de la más reconocida.
          
Además, ha cultivado otros géneros como el ensayo, en el que destaca por sus incursiones en la temática militar e histórica, la narración y el articulismo. Faceta, esta última, que va íntimamente ligada a su primera vocación, el periodismo, que le llevó a recorrer algunos de los puntos calientes del planeta como Vietnam o Pakistán.
          
Junto con esto, Van-Halen es académico correspondiente de las Reales Academias de la Historia y de la de Bellas Artes de San Fernando. En el año 2002 fue investido doctor honoris-causa por la Universidad de Alcalá, de la que también ostenta su Medalla de Oro, a la que se añaden otras tantas condecoraciones.
          
Con el Zorrilla, Van-Halen vuelve a ver respaldada su obra y su poética, heredera de la mejor y más clásica tradición lírica española, pero inserta plenamente en su tiempo, preocupándose de él y por él, siendo totalmente en él.

"Ramón Palmeral". Paisano de Alicante" por Francisco Caro en su blog MIENTRAS LA LUZ

Ramón Palmeral. Paisano en Alicante

Autorretrato
(Ramón Palmeral)
     

     Nacimos a cuatro meses y cien metros de tiempo y distancia. Sus padres estaban de verde tránsito laboral por Piedrabuena. Eran aquellos tiempos de la paz forzada y ganarse el pan con esfuerzo. Apenas niño abandonó el pueblo para no volver jamás. Digo físicamente, porque jamás se ha ido de la luz de su nacer. Ramón Palmeral, poeta, crítico, divulgador y pintor vive en Alicante, en donde lo conocí y traté brevemente con motivo de una lectura, a la que él se acercó con gentileza. Y difundió. Desde aquel entonces hemos sabido uno del otro con cierta fugacidad, frugalidad. Hasta este año.  Es el caso que Ramón (Fernández) Palmeral admiraba y seguía la obra de un paisano común, de Nicolás del Hierro, y ha sido el hecho doloroso del fallecimiento de Nicolás lo que ha acrecentado nuestra relación. 
LEER EL TEXTO COMPlETO EN EL BLOG de Francisco Caro, MIENTRAS LA LUZ.

sábado, 17 de junio de 2017

"Corpus Christi dat vitam aeternam". por Antonio Colomina Riquelme







Corpus Christi dat vitam aeternam

 
     Hay un viejo dicho que conoce todo el mundo: Tres días hay en el año que relucen más que el Sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión.
     Por la proximidad de su festividad hoy nos vamos a referir al día del Corpus Christi. Concretamente en Orihuela siempre ha sido un gran día. Yo recuerdo que en mi niñez todo el recorrido de la procesión era escrupulosamente adecentado, las calles se limpiaban de excrementos de las caballerías y del ganado ovino y caprino; los empleados municipales regaban con mangueras mitigando toda la polvareda y comprimiendo el firme de aquellas calles que todavía no habían sido adoquinadas. Unas horas antes de salir la procesión, varias carretas tiradas por bueyes alfombraban con hojarasca y flores todas las vías por donde debía pasar. Las ventanas, miradores y balcones eran engalanados con cobertores y, algunos vecinos, pintaban sus puertas y fachadas para la ocasión. 

     La bellísima custodia, obra de orfebrería toledana de plata y oro de Juan Antonio Domínguez, afamado platero del siglo XVIII, recorría las calles y plazas de la ciudad escoltada por el cabildo catedralicio, presidido por el obispo de la diócesis. Ayuntamiento en pleno bajo maza, representaciones de instituciones civiles y militares, (Guardia Civil, Caballería de la Remonta, etcétera). La música siempre corría a cargo de la Unión Lírica Orcelitana y de la banda de cornetas y tambores del Oratorio Festivo. Los niños y niñas de primera comunión formaban larguísimas filas. Los seminaristas, que por entonces eran varios centenares, desfilaban entonando cánticos al Santísimo Sacramento.  Algunos vecinos, al paso de la carroza eucarística, arrojaban desde sus balcones y miradores pétalos de flores.

     Ahora, se están recuperando algunas tradiciones muy antiguas, tales como el grupo de niños interpretando danzas barrocas con cintas, o los altares en algunos puntos determinados del recorrido procesional. El Corpus está resurgiendo con fuerza en nuestra ciudad, algo muy a tener en cuenta ya que la eucaristía es el pilar fundamental donde se sustenta la fe de todos los católicos. La Transubstanciación, misterio por el cual el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo tras pronunciar el sacerdote en la consagración las palabras de Jesús en la última cena: “Tomad y comed todos de él…”; “Tomad y bebed todos de él…”.
     En las especies eucarísticas se encuentra, “Cristo mismo, vivo y glorioso, presente de manera verdadera, real y substancial, con su Cuerpo, su Sangre, su alma y su divinidad". (Concilio de Trento, 1545-1563). [][]
     Son incontables los santos que han llegado a los altares por su intenso amor y adoración al Santísimo Sacramento: San Pascual Bailón, Santo Domingo Savio, San Juan María Vianney, San Antonio María Claret, Santa María Micaela del Santísimo Sacramento, Santa Teresa de Lisieux… Sería la lista interminable.

      Ya falta muy poco para que Cristo mismo, vivo y glorioso, pasee por las calles y plazas de Orihuela, y de tantas ciudades españolas. Cantemos la alabanza que escribiera Santo Tomás de Aquino, Pange Lingua, cuya primera estrofa en castellano reza así:

Canta, mi lengua,
el Sacramento glorioso del cuerpo
y de la sangre preciosa
que el Rey de las naciones,
fruto de un vientre generoso,
derramó como rescate del mundo […]

 Que disfrutemos de un esplendoroso día del Corpus y, como dice el título de este sencillo trabajo, que El Cuerpo de Cristo nos dé la vida eterna.

Antonio G. Colomina Riquelme
junio 2017

47 Feria del libro de Alicante, del 29 de junio al 9 de julio 2017. Firmas y días







geronimo stilton feria del libro alicante

GERÓNIMO STILTON

29 de junio
18h a 20h  Firma de libros en Espai Llegim
Pablo Rivero Arrivals feria del libro alicante

PABLO RIVERO

30 de junio
19h a 21h Firma en Caseta Central de la Feria del Libro.
paz castello feria del libro alicante

PAZ CASTELLÓ

30 de junio
19h Firma su obra en Caseta del Gremio de Libreros
jose luis ferris feria del libro alicante

JOSÉ LUIS FERRIS

29 de junio. Firma de ejemplares de Miguel Hernández: pasiones, cárcel y muerte de un poeta y Palabras contra el olvido: vida y obra de María Teresa León. Hora: 19:30h Espai Llegim

1 de julio Yo nací en mala luna. Homenaje a Miguel Hernández. Recital a Cargo de José Luis Rico, Maite Puerto, Txus Amat y José Luis Ferris. Lugar: Espai Llegim Hora: 19:00h
1 de julio 20:30h Miguel Hernández para niños. Cuentacuentos. Espai Mini
9 de julio. 19h Recital El Sabor de las Palabras. Espai Mini
nach feria del libro alicante

NACH

30 de junio
19h Recital en Aula Cam (Paseo de Gadea) Entrada 7€
20:30 Firma de ejemplares Caseta Central
https://www.entradasatualcance.com
fran j marber feria del libro alicante

FRAN J. MARBER

1 y 2 de julio
10:00 a 14:00 Firma en Caseta ECU
vicente magro feria del libro alicante

VICENTE MAGRO

1 de julio
20h Presentación de su libro Te querré siempre para mí. Espai Llegim
lorenzo silva feria del libro alicante

LORENZO SILVA

3 de julio
12h Conferencia en la Sede Universitaria Ciudad de Alicante (aquí no firmará ejemplares).
18:00h a 19:30h Firma en Caseta Central de la Feria del Libro

 

3 de Julio

 Juan Antonio Urbano, firma libros  als 20 h. Caseta de ECU. Firmará sus libros

4 de Julio

Maria Teresa Rodriguez en la caseta de ECU

firmará ejemplares de su libro de poemas: "De aves y ángeles" 19 a 20 h.


 

LUIS LEANTE

5 de julio
19:30h Presentación de Annobón
20:30h Firma de libros en la caseta del Gremio de Libreros
8 de julio
Firma en Caseta Central de la Feria del Libro
pablo auladell feria del libro alicante

PABLO AULADELL

5 de julio
20h Firma en la Caseta del Gremio de Libreros
christian galvez feria del libro alicante

CHRISTIAN GÁLVEZ

7 de julio
18h Conferencia Leonardo da Vinci en Sede Universitaria Ciudad de Alicante (aquí no firmará ejemplares)
19:30h Firma en la Caseta Central de la Feria del Libro de Alicante
Espido Freire feria del libro alicante

ESPIDO FREIRE

7 de julio
19:00h-19:30h Presentación del libro Llamadme Alejandra junto al Diputado de Cultura Don César Augusto Asenio en Espai Llegim
19:30h Firma en la Caseta del IAC Juan Gil Albert
Javier_Cercas feria del libro alicante

JAVIER CERCAS

7 de julio
19:30-20:30h Presentación de su libro El monarca de las sombras en la Sede Universitaria Ciudad de Alicante (aquí no firmará ejemplares)
20:30 Firma de ejemplares en Espai Llegim
paco esteve feria del libro alicante

PACO ESTEVE

8 de julio
19:00-19:30h Presentación de libro junto al Diputado de Cultura Don César Augusto Asencio en Espai Llegim
19:30-21:30h Firma de ejemplares Caseta IAC Juan Gil Albert
eloy Moreno feria del libro alicante

ELOY MORENO

8 de julio
Firma de ejemplares
18h a 21h Caseta Fnac
EVA GARCiA SAENZ DE URTURRI feria del libro

EVA GARCÍA SAENZ DE URTURRI

8 de julio
Firma de ejemplares
19:30-21:00 Caseta Casa del Libro
CESAR ORTIZ ALBADALEJO feria del libro alicante

CESAR ORTIZ ALBADALEJO (CESAR POETRY)

9 de julio
Firma de ejemplares
19:30h Caseta Fnac
Arkano Feria del libro Alicante

ARKANO

9 de julio
Firma de ejemplares
20:30h Espai Llegim
  • Visita Guiada Casa de Gloria Fuertes (público concertado) ACTIVIDAD INFANTIL
    Lugar: ESPAI MINI
    Hora: 10 h
  • Conferencia “Leonardo da Vinci” de Christian Gálvez DESTACADA
    Lugar: Sede Ciudad de Alicante. Universitat d’Alacant
    Hora: 18 h.
    Las firmas se realizarán en la Feria del Libro de Alicante
  • Recital del poemario Marques de Babel a cargo de Alfonso Rodríguez Sapiña
    Pynchon&Co
    Lugar: ESPAI LLEGIM
    Hora: 18 h
  • Presentación de la editorial Sugoi Ediciones
    Lugar: Caseta Pynchon&Co
    Hora: 18 – 20 h
  • Presentación Libro Llamadme Alejandra de Espido Freire. Presenta Cesar Augusto Diputado de Cultura de la Diputación de Alicante DESTACADA
    Lugar: Carpa Central
    Hora: 19 h.
  • Presentación libro Viajando entre dos mundos de Ismael Santiago Rubio
    Lugar: ESPAI LLEGIM
    Hora: 19.30 h
  • Poesía, emoción y juego. Actividad de público familiar realizada por el autor Pedro Villar Sánchez ACTIVIDAD INFANTIL
    Lugar: ESPAI MINI
    Hora: 19.30 h
  • Presentación del libro El Monarca de las Sombras de Javier Cercas DESTACADO
    Lugar: Sede Ciudad de Alicante. Universitat d’Alacant
    Hora: 19.30 h.
    Las firmas se realizarán en la Feria del Libro de Alicante
  • CARIES. Juan Luis Mira y compañía. Representación Teatral
    Asociación Provincial de Libreros y Papeleros
    Lugar: ESPAI LLEGIM
    Hora: 21.30 h.